Tiempos de incertidumbre, cómo avanzar

Sólo sé que no sé nada ¿o si?
Cómo avanzar en la niebla en estos tiempos de incertidumbre

Parte 1: La información que necesitas, está en ti.

Me apostaría lo que fuera a que, después de “Covid”, la palabra más escuchada en estos momentos es “incertidumbre”. No hablamos sólo de la incertidumbre que están viviendo las personas en ERTE, o que han perdido su trabajo. O de las que tienen negocio propio, y no saben si el mes que viene seguirán funcionando.

También de otro tipo de incertidumbres muy cotidianas pero no por ello insignificantes: ¿podré seguir llevando a mis hijos al colegio? ¿podré volver a mi clase de pilates?, ¿podré celebrar la fiesta de cumpleaños que tenía pensada? ¿podré ir físicamente al médico cuando lo necesite? ¿podré hacer el viaje que tenía organizado?, ¿podré volver a abrazar a mis padres mayores antes de que sea demasiado tarde?

Nuestras vidas se han llenado de dudas, dudas sobre cosas que dábamos por sentadas, y gracias a las cuales nos podíamos permitir organizar nuestra vida, hacer planes, y tener cierta sensación de control.

Los expertos coinciden en que esta pandemia está teniendo efectos en nuestra salud mental y emocionalRealmente, no hace falta ser expertos para darnos cuenta de que algo nos está pasando. 

Desde Biolaboro, queremos darte algunas ideas y herramientas para que puedas hacer una adecuada gestión emocional de toda esta incertidumbre. Y lo vamos a hacer a través de tres artículos, siendo este el primero de ellos, en los que abordaremos, qué es lo que nos está pasando realmente, cómo lo podemos regular y qué estrategias podemos usar en nuestro día a día para sentirnos mejor. 

Circulos pasos Biolaboro

La información que necesitas está en ti

Puede que nuestras vidas estén llenas de incertidumbre ahora mismo, e incluso que ni siquiera sepamos cómo nos sentimos, quizá notemos que algo no está bien, pero no nos damos permiso a parar, tenemos que seguir adelante ¿pero hacia dónde? Si nos escuchamos adecuadamente, podemos encontrar muchas respuestas, y empezar a despejar la niebla que nos impide ver el camino. 

Cuerpo, mente y emoción están conectados y son las riendas de nuestro bienestar. Pero lo primero que tenemos que hacer es poner atención en ellas.

Empieza por tu cuerpo. ¿cómo te afecta toda esta situación físicamente? ¿Dónde lo sientes concretamente? Presión en el pecho, tensión en el cuello, dolor de cabeza, malestar de estómago, cansanciotu cuerpo te está dando señales.  

Y emocionalmente, ¿que sientes? Nerviosismo, frustración, impotencia, angustia, rabia… Ponle nombre a lo que sientes, pero no para regodearte en ello, sino para ver qué información te está trayendo.

Pon atención porque debajo de todos esos sentimientos hay una emoción básica y detonante.

Las emociones básicas (alegría, tristeza, miedo, enfado y asco) son mundialmente conocidas gracias a la película de animación Dél Réves” (Inside Out).

Lo interesante de las emociones básicas es que son las que realmente nos pueden ayudar a desenmascarar lo que nos está pasando. El miedo por ejemplo, indica una falta de recursos para afrontar algo, mientras que la tristeza nos informa de una pérdida y el enfado de que alguien o algo está sobrepasando nuestros límites. ¿Cuál de estas emociones está realmente en la base de lo que sientes? Porque si la descubres ya puedes empezar a tener una idea de por dónde puede ir tu plan de acción.  

Smileys Biolaboro

Volviendo a cómo te sientes. Cuando te sientes así, ¿qué tipo de pensamientos estás teniendo? Parece obvio que los pensamientos determinan la manera en como nos sentimos. Pero lo cierto es que la mayor parte del tiempo no somos conscientes de lo que estamos pensando. Estudios científicos ya han demostrado que generamos unos 60.000 pensamientos diarios, y la mayoría de ellos improductivos o limitantes para nosotros. Así que saca la linterna, y empieza a sacar de la oscuridad esos pensamientos, para que puedas empezar a transformarlos. 

Última reflexión, cuando piensas lo que piensas y sientes lo que sientes, ¿qué pasa a continuación? ¿Cómo actúas? ¿Puede ser que esos pensamientos y sentimientos te lleven a hacer cosas que no son realmente lo que necesitas en ese momento? 

Tomar consciencia de todo esto es el primer paso para poder hacer una gestión emocional de la incertidumbre. Bueno, en realidad, para cualquier tipo de gestión emocional y el desarrollo de la inteligencia emocional. 

Si quieres practicar mientras llega la segunda parte de este blog, en la que hablaremos de estrategias de regulación emocional, te animamos a que empieces por hacer tu “Diario Emocional”. Una herramienta muy útil para ayudarte a hacer esa toma de consciencia.   

Diario emocional

¡Obsequio!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp

2 comentarios en «Tiempos de incertidumbre, cómo avanzar»

  1. No sólo me ha encantado el artículo, sino que me parece muy práctico, gracias por el diario emocional y espero ansiosa la segunda parte. Y… a por una buena gestión de la incertidumbre para todos!

  2. Gracias Maricel, nos encanta que te haya gustado. Esperamos que te sea útil la herramienta y sobre todo, que la disfrutes. Un abrazo!

Deja un comentario

20 − dieciocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.